¿No hay tiempo para nada o no hay nada para el tiempo?

Deja un comentario
Sin categoría

Ángela Cisneros

Estrés, estrés, estrés.

1514603_585247558256969_5204418577921959123_nGran parte de nuestra vida se traduce a un conjunto de ocupaciones que, dada la importancia que representan para nuestro desarrollo como personas, se convierten en acciones imperativas o compromisos por cumplir. Pero, ¿qué pasa cuando no sabemos diferenciar entre un compromiso, una convicción y una obligación?, la respuesta a esta pregunta es la conocida y contemporánea palabra:Estrés.

Ser universitaria es cosa seria. Esta etapa de mi vida me obliga a reflexionar sobre el concepto de estrés que solía tener en la secundaria y preparatoria: ¡nada comparado a los niveles de presión que implica estudiar una carrera profesional! Ser universitaria es como un proyecto interdisciplinario en el cual juego distintos papeles: administradora de tiempo, creadora de rutinas, maquinadora de trabajos escolares, seguidora de sueños, mediadora entre la procrastinación y la concentración, creativa, fiel representante de la queja, buscadora de metas por lograr, revolucionaria, intensa, joven.

Pero…

Ver la entrada original 535 palabras más

Escrito por

Gestora Cultural, bloguera. Periodista de clóset. Mami de Erik.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s